<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1734676733499026&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

NINGÚN NIÑO DEBERÍA DE SER DETENIDO POR EL SIMPLE HECHO DE SER MIGRANTE 

¡Deberían estar protegidos ante la violencia! 

Tan solo en los primeros 6 meses de 2016, el Instituto Nacional de Migración ya había detenido a 16,640 niñas, niños y adolescentes.

Migrar es una decisión difícil, los que viajan lo hacen pensando en sus familias, en mejores oportunidades laborales o por el miedo de vivir amenazados por pandillas y crimen organizado. 

Ellos buscan un nuevo comienzo. 

¡Estas niñas y niños se encuentran en un estado permanente de violación de derechos! 

¡Firma la petición y protege a la infancia!

¿QUÉ EXIGIMOS DESDE SAVE THE CHILDREN?

 

icono1.png

No más detenciones

No deben detenerlos sólo por ser migrantes. Deben ser atendidos en un ambiente apropiado para un niño.

 

icono2.png

Seguridad

Ante todo, deben estar protegidos, lejos de la violencia y la explotación, incluida la trata de niños. 

 

icono3.png

No discriminación

Deben integrarse en las comunidades de acogida y no deben sufrir discriminación, racismo o xenofobia.

 

icono4.png

Vida segura y productiva

Los niños migrantes merecen un mejor trato que garantice su acceso a educación de calidad. 

icono5.png

Reducción de riesgos

Deben tener acceso a rutas seguras y a la reunificación familiar, para no arriesgar sus vidas.

img_circulo2.png

¿A QUÉ SE ENFRENTAN LAS NIÑAS Y NIÑOS QUE VIAJAN SOLOS?

En los últimos años, los controles migratorios en la frontera de los Estados Unidos se han recrudecido. Las vallas que el gobierno estadounidense ha instalado desde 1994 a lo largo de 1,100 kilómetros de frontera han provocado que la gente se vaya a lugares más apartados, lo que duplicó el número de muertos.

Si los migrantes caminaban dos días por el desierto de Sonora cerca de Mexicali, ahora van hasta Yuma (80 kilómetros más al este) y caminan hasta seis días. En el desierto, las temperaturas de día pueden superar los 50°C y por las noches llegar a puntos de congelación. El río Bravo (Grande) es muy caudaloso y cruzarlo implica un riesgo alto.

¿Puedes imaginar a un niño enfrentándose a esta situación?

Además de los riesgos que enfrentan, interrumpen sus estudios regulares, lo cual frena sus posibilidades de desarrollo y, por supuesto, no disfrutan de derechos básicos como el derecho a la alimentación, a la salud, a vivir en familia, entre otros.

BOTON_FIRMA.png